Se aplaza la apelación de la condena militar de civiles en Bahrein

10 de enero de 2018 – Hoy, un tribunal militar de apelaciones ha aplazado la apelación de 13 hombres que fueron juzgados ante el Tribunal Superior Militar de Bahrein el 25 de diciembre de 2017. La apelación se ha aplazado hasta el 14 de enero de 2018. Este caso marca el primer juicio de civiles ante un tribunal militar de Bahrein desde 2011, después de que el rey Hamad enmendara la constitución para permitir esta medida el 3 de abril de 2017. Estas medidas violan las normas internacionales sobre juicios justos y las obligaciones internacionales de Bahrein. Americans for Democracy & Human Rights in Bahrain (ADHRB) condena el juicio en curso de civiles ante los tribunales militares de Bahrein, y pide que se anulen inmediatamente estas sentencias y que todos los acusados sean puestos en libertad.

El 25 de diciembre de 2017, el Tribunal Superior Militar de Bahrein juzgó a 18 hombres acusados de formar una célula terrorista y de conspirar para asesinar a un oficial militar. El tribunal condenó a seis hombres a muerte, condenó a siete hombres a siete años de prisión y absolvió a cinco de los acusados. Los 13 hombres que fueron condenados también fueron despojados de su nacionalidad.

El gobierno juzgó y condenó a los hombres en juicios ante el poder judicial militar del país, un sistema de tribunales dirigido por las fuerzas armadas, y no supervisado por las autoridades civiles. Tribunales militares similares funcionaron después de las protestas pro-democracia de 2011, y se destacaron por su falta de juicios justos, opacidad y aceptación de confesiones inducidas por la tortura. Después de las protestas de 2011, el gobierno disolvió los tribunales y mantuvo una disposición constitucional que prohibía a los tribunales militares juzgar a civiles excepto en estados de emergencia nacional. Sin embargo, el 3 de abril de 2017, el rey de Bahrein modificó la constitución para eliminar esta protección, facultando a la judicatura militar para juzgar a civiles acusados de delitos contra la seguridad nacional, en circunstancias normales. El 24 de octubre de 2017, el Gobierno de Bahrein inició el primer juicio de civiles en los tribunales militares desde 2011, con Sayed Alawi Sayed Husain Alawi, Sayed Fadhel Abbas Hassan Radhi, Mohammed Abdulhassan Al Mutaghwi y Muhammed Husain Al Shehabi entre los primeros acusados.

El uso de tribunales militares para juzgar a civiles viola los derechos a un juicio justo consagrados tanto en la Declaración Universal de Derechos Humanos (Artículo 10) como en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (Artículo 14). Además, la reapertura de los juicios militares de civiles contraviene el espíritu del informe de la Comisión Independiente de Investigación de Bahrein, que en la Recomendación 1720 declaró que los principios fundamentales de un juicio imparcial no se respetaban en los tribunales de seguridad nacional dirigidos por el ejército y que los casos debían ser objeto de revisión civil.

Además de la utilización de un tribunal militar, el propio juicio se vio envuelto en otras violaciones de los derechos humanos. Algunos de los acusados declararon que los oficiales militares los habían torturado para obtener confesiones. Ocho acusados fueron condenados en rebeldía, ya que, según se informó, habían huido al Iraq y al Irán, y al menos dos eran menores en el momento del presunto delito o de la detención. Algunos de los acusados no se reunieron con un abogado hasta su tercera audiencia en noviembre de 2017. El tribunal incluso “dictó una decisión por la que se prohibía la publicación de cualquier información, dato o noticia por cualquier medio audiovisual, electrónico o escrito”.

“Al trasladar a los civiles a los tribunales militares, el Gobierno de Bahrein está demostrando cuán fundamentalmente quebrado está el sistema de justicia en el país. No existe un estado de derecho, y las normas internacionales sobre juicios justos se dejan de lado sin pensarlo dos veces. Esto es completamente inaceptable”, dijo Husain Abdulla, Director Ejecutivo de la ADHRB. “Las condenas a muerte, la revocación de la ciudadanía y las largas penas de prisión dictadas por los tribunales militares contra los acusados que se han enfrentado a la desaparición, el aislamiento, la detención en régimen de incomunicación y la tortura captan un panorama sombrío de la duración de la represión de Bahrein a principios del año nuevo y revelan las inclinaciones del gobierno a cometer abusos en ausencia de presiones externas”.

La ADHRB condena en los términos más enérgicos las sentencias de muerte contra los seis hombres que resultaron de juicios injustos, y pide al gobierno que anule los veredictos y libere inmediata e incondicionalmente a los hombres. La ADHRB condena además la desnaturalización de estos acusados y pide a Bahrein que les devuelva inmediatamente su nacionalidad, de conformidad con sus compromisos internacionales. Por último, pedimos a Bahrein que establezca una moratoria inmediata sobre la pena de muerte con miras a abolir la pena capital, y que cese el enjuiciamiento de civiles ante los tribunales militares.

Nota: La versión original de este artículo incluía informes de que tres de los 18 acusados en el juicio inicial eran menores de edad en el momento del presunto delito o del arresto; la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos no ha podido confirmar estos informes, por lo que los ha retirado en espera de su verificación.