Destacados activistas políticos y de derechos humanos excluidos de la liberación de la prisión de Bahrein

18 de marzo de 2020 – Bahrein ha liberado a una parte importante de su población carcelaria en medio del creciente pánico por la propagación del Coronavirus, pero se ha excluido a destacados dirigentes políticos y defensores de los derechos humanos, según declararon hoy el Instituto de Bahrein para los Derechos y la Democracia (BIRD) y la organización Americans for Democracy & Human Rights in Bahrain (ADHRB).

El jueves pasado, la Agencia de Noticias de Bahrein anunció que a 901 prisioneros se les concederá un indulto real “por razones humanitarias, en el contexto de las circunstancias actuales”.  Además, el Ministerio del Interior anunció que otros 585 prisioneros recibirán sentencias alternativas.

Ayer, el Ministerio del Interior confirmó que la liberación de los prisioneros se había completado.  Según el Centro de Derechos Humanos de Bahrein, que ha estado documentando las liberaciones, la abrumadora mayoría de los que se beneficiaron de la liberación anticipada eran extranjeros o personas acusadas de delitos penales y se encontraban en gran medida cerca del final de sus sentencias.

Mientras el BCHR determinó que la puesta en libertad incluyó por lo menos a 300 presos políticos, destacados dirigentes políticos y defensores de los derechos humanos permanecerán tras las rejas, entre ellos Hassan Mushaima, el Dr. Abduljalil Al Singace y Nabeel Rajab, todos los cuales tienen afecciones médicas preexistentes que los ponen en mayor riesgo de contraer el Coronavirus.

La liberación también excluyó a las personas consideradas como detenidas arbitrariamente por el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria, entre ellas Sayed Nizar Alwadaei, de 21 años de edad, que fue condenado en 2017 en un acto de “represalia” por el activismo de su primo, el Director de Defensa de la BIRD, Sayed Ahmed Alwadaei.  Zakeya Al Barboori, la última presa política de Bahrein, también permanecerá como una de las 13 únicas presas que quedan encarceladas en el país.

La decisión de liberar a las prisioneras parece tener por objeto limitar la propagación del Coronavirus dentro de las prisiones de Bahrein, que según un organismo de control del gobierno en 2016 sufren de “hacinamiento”, “inodoros rotos”, “infestación de insectos” y “mala higiene” en general.  En enero, un brote de sarna infectó a más de 100 personas en el Centro de Detención del Dique Seco, donde los reclusos se han quejado durante mucho tiempo de las condiciones insalubres.

Sayed Ahmed Alwadaei, Director de Promoción de la BIRD, comentó: “Al excluir a destacados activistas de derechos humanos, así como a reclusos vulnerables y a los que han sido declarados detenidos arbitrariamente, el gobierno ha perdido una valiosa oportunidad de demostrar compasión durante una pandemia internacional sin precedentes. No ha habido transparencia por parte del gobierno en cuanto a las identidades de los liberados y ahora resulta que la gran mayoría son criminales o extranjeros que serán deportados inmediatamente”.

Enas Oun, Jefe de Documentación de la BCHR, comentó: “Si bien acogemos con satisfacción la decisión positiva de liberar a varios detenidos por motivos humanitarios, nuestra documentación sugiere que la abrumadora mayoría de los liberados son una mezcla de extranjeros y bahreiníes detenidos por delitos penales.  Sólo se ha puesto en libertad a un número limitado de presos políticos y nos decepcionó no ver la inclusión de más jóvenes y reclusos con problemas de salud”. También nos entristece que el presidente de BCHR, Nabeel Rajab, haya sido excluido, al igual que el miembro fundador de BCHR, Abdulhadi Al Khawaja, y el activista Naji Fateel, todos ellos detenidos por el mero hecho de expresar su derecho humano a la libertad de expresión y de reunión”.

Husain Abdulla, Director Ejecutivo de Americans for Democracy & Human Rights en Bahrein, comentó: “En esta época de crisis, el gobierno debería dejar de lado las pequeñas rencillas y poner fin a este doloroso capítulo de nuestra historia liberando a los detenidos políticos, incluidos los líderes de la oposición Hassan Mushaima y el Dr. Abduljallil Al Singace y el defensor de los derechos humanos Nabeel Rajab”.