ADHRB en el CDH45: La discriminación religiosa en Arabia Saudita

El 24 de septiembre de 2020, ADHRB ha hecho una intervención oral en la sesión 45 del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas durante el debate interactivo del tema 3.

Señora Presidenta,

ADHRB desea señalar a la atención del Consejo las políticas nacionales saudíes discriminatorias contra un grupo de población específico. En Arabia Saudita, entre el 10 y el 15% de los ciudadanos pertenecen a la fe chiíta del Islam. Sin embargo, el gobierno de Al-Saud impuso muchas restricciones que prohíben a los chiítas disfrutar de sus esperados derechos religiosos y culturales. Por ejemplo, las autoridades de Arabia Saudita a menudo no aprueban las solicitudes de construcción de mezquitas o centros religiosos chiítas y se dedican a impedir sistemáticamente que los ciudadanos chiítas practiquen su fe libremente. A muchos chiítas se les prohíbe y castiga la práctica de la celebración anual de la Ashura, así como los rituales de podcasting y cualquier publicación relacionada con esta ocasión. Por lo tanto, estamos profundamente preocupados por la falta de reconocimiento legal y protección de la libertad de religión en Arabia Saudita. Creemos que esta falta de reconocimiento legal facilita la violación de los derechos humanos fundamentales.

A modo de ilustración, nos gustaría presentar el caso de Abbas al-Hassan, un ciudadano saudí chiíta que fue condenado a muerte en 2019 junto con 37 hombres acusados de “difundir la fe chiíta”, entre otros cargos. Según el Washington Post, incluso un año después de la injusta ejecución de Al-Hassan, su familia aún no había recibido su cuerpo o sus pertenencias personales y no podía darle un funeral justo.

Señora Presidenta, Arabia Saudita no ha ratificado ni siquiera firmado tratados que preserven los derechos civiles, culturales y políticos de las personas que afirman ser un Estado soberano y algunos artículos no coaccionan con la sharia. Pero, ¿privar a las personas del derecho a la vida coacciona con ello y se ajusta a los derechos humanos fundamentales?