22 grupos de derechos humanos piden al bloque asiático a oponerse a la candidatura de Bahrein para el Consejo de Derechos Humanos

El 1 de diciembre de 2020, 22 grupos de derechos humanos, incluidos Americans for Democracy and Human Rights in Bahrain (ADHRB), el Instituto de Derechos y Democracia de Bahrein (BIRD) y el Servicio Internacional de Derechos Humanos (ISHR), han escrito al bloque de Asia y el Pacífico del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH) pidiendo a los Estados miembros que se opongan a la candidatura de Bahrein a la presidencia sobre la base de que su pobre historial de derechos humanos y su negativa a cooperar con los mecanismos de la ONU “socavarían fundamentalmente la integridad del Consejo”.

La carta documenta una “violación sistemática de los derechos humanos” por parte del Gobierno de Bahrein desde que Bahrein ocupó un escaño en el CDH en 2018. En particular, los signatarios señalan un aumento dramático en el uso de la pena de muerte tras el cese de la moratoria en 2017, el “ataque sostenido” a la prensa libre, incluso en las redes sociales, y el uso de torturas y juicios injustos contra figuras de la oposición.

Los signatarios también destacan las represalias “sistemáticas” de Bahrein contra activistas y defensores de los derechos humanos (DDH) por cooperar con los mecanismos de derechos humanos de la ONU mediante “arrestos arbitrarios, abusos y malos tratos”, así como “prohibiciones de viaje” y revocación de la ciudadanía. La carta señaló un informe de 2020 del Secretario General de la ONU que documenta represalias contra destacados defensores de derechos humanos, incluidos Nabeel Rajab, Ebtisam Al Saegh y el director de BIRD, Sayed Ahmed Alwadaei, cuyos familiares permanecen encarcelados y la consideración del  Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detención Arbitraria de que estas acciones son “actos de represalia.”

Observando que la membresía de Bahrein en el Consejo del CDH le obliga a “cooperar plenamente con el Consejo”, la carta concluyó condenando la negativa de Bahrein a permitir el acceso de los Relatores Especiales de la ONU o el Alto Comisionado de la ONU al país desde 2006. Como consecuencia, los signatarios “recomiendan encarecidamente que los estados del Grupo de Asia Pacífico voten en contra de la candidatura de Bahrein a la presidencia “.

Husain Abdulla, director ejecutivo de Americans for Democracy and Human Rights in Bahrein (ADHRB), comentó: “Es imposible creer que un Estado que prohíbe a los relatores especiales de la ONU, toma represalias contra los ciudadanos por participar en la ONU y tiene un historial impactante de abuso sistemático de derechos se pueda considerar el líder máximo del órgano internacional de protección de derechos. Esto nunca debería suceder; aquí está en juego la credibilidad misma del Consejo de Derechos Humanos ”.

Sayed Ahmed Alwadaei, Director de BIRD, comentó: “Como alguien a quien Bahrein ha perseguido activamente por mi compromiso con el Consejo de Derechos Humanos a través de represalias contra mí y mi familia, estoy disgustado por la candidatura de Bahrein a la presidencia. Insto a los Estados miembros a que se eleven por encima de la geopolítica o que no se arriesguen a socavar la integridad del Consejo al permitir que un Estado con un historial abismal de violaciones de derechos establezca sus prioridades “.