Un Parlamentario Francés y Grupos de Derechos Humanos a Arabia Saudita: Liberad Defensoras de Derechos Humanos de las Mujeres

El diputado francés Jean-Baptiste Moreau (LREM), presidente del grupo parlamentario de amistad Francia-Arabia Saudita, une sus fuerzas a las de Americans for Democracy and Human Rights in Bahrain (ADHRB), Women’s March Global, International Service for Human Rights, MENA Rights Group y CODEPINK, para exigir la liberación definitiva de Loujain al-Hathloul y su derecho a regresar a Francia.

El 10 de febrero, tras 1001 días de detención, Loujain al-Hathloul, destacada activista saudita, figura emblemática de la lucha por el empoderamiento de la mujer en Arabia Saudita y por el derecho de las mujeres a conducir, que fue condenada a 5 años y 8 meses de prisión por el Tribunal Penal Especializado de Arabia Saudita, fue puesta en libertad provisional. El diputado francés Jean-Baptiste Moreau (LREM), presidente del grupo parlamentario de amistad Francia-Arabia Saudita, en asociación con ADHRB, Women’s March Global, International Service for Human Rights, MENA Rights Group, CODEPINK, ha exigido recientemente que su liberación sea definitiva y que obtenga el derecho a regresar a Francia en una tribuna pública. De hecho, la condena impuesta a esta destacada defensora de los derechos humanos se ha suspendido, no ha finalizado, lo que significa que sigue corriendo el riesgo inminente de ser encarcelada de nuevo por las autoridades saudíes y sigue teniendo prohibido viajar fuera del Reino.

La tribuna en francés: aquí

La tribuna en inglés: aquí

La tribuna en castellano: aquí

Loujain al-Hathloul ha sido juzgada ante un tribunal acusada de casos relacionados con el terrorismo en Arabia Saudita porque “defendió pacíficamente durante años el derecho de las mujeres del reino a conducir, así como reformas más amplias relacionadas con el represivo sistema de tutela masculina”. Esas mismas leyes antiterroristas son utilizadas regularmente por los funcionarios saudíes para silenciar a la oposición política y encarcelar a las voces disidentes del reino basándose en motivos legales amplios y vagos. Esta tribuna completa un esfuerzo global llevado a cabo por actores internacionales para poner fin a la cultura de la impunidad en la que se apoyan las autoridades saudíes para perpetrar sus ataques contra los derechos humanos y sus defensores.

“Los gobiernos de todos los Estados del Golfo se han apoyado en una cultura de impunidad perpetuada entre sus funcionarios durante décadas. La presión internacional es una de las formas más eficaces que hemos encontrado para crear un cambio en su comportamiento: dependen de esos socios” – Husain Abdulla, director ejecutivo de ADHRB.

Loujain fue acusada de ser una traidora al Reino, por haber transmitido información secreta a “estados hostiles”, las autoridades utilizaron sus actividades de promoción en el marco de la campaña #Women2Drive y su lucha contra el sistema de tutela masculina con ONG internacionales de derechos humanos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch como “pruebas” contra su caso. Calificada explícitamente como interlocutora clave por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de la ONU, es fundamental que el llamamiento mundial que había impulsado su liberación insista en la necesidad de que ésta sea incondicional y definitiva. Ante el riesgo actual de volver a ser encarcelada, también es crucial para Loujain, que además ha recibido varias amenazas de muerte en prisión, que se levante la prohibición de viajar que se le ha impuesto para que su seguridad esté garantizada al poder salir del Reino.

ADHRB, Women’s March Global, International Service for Human Rights, MENA Rights Group y CODEPINK se suman, por tanto, al llamamiento urgente del señor diputado Jean-Baptiste Moreau, presidente del grupo de amistad parlamentaria Francia-Arabia Saudita, pidiendo la liberación incondicional de Loujain al-Hathloul y su derecho a regresar a Francia.