Bahréin ordena la detención de los hermanos de un preso político por sus protestas pacíficas

7 de abril de 2021 – El fiscal de Bahréin ha ordenado esta mañana la detención de tres hermanos de Karbabad como sospechosos de reunión ilegal por su participación en una manifestación pacífica que pedía la liberación de su hermano, el preso político Mohammed Hameed Abdulla Hasan AlDaqqaq, mientras continúan las protestas en todo el país por un brote de coronavirus en la prisión de Jau, con otras dos personas detenidas y docenas más citadas para ser interrogadas, han declarado hoy Americans for Democracy and Human Rights in Bahrain (ADHRB) y el Bahrain Institute for Rights and Democracy (BIRD).

Un miembro de la familia informó a BIRD de que Yunes Hameed Abdulla Hasan AlDaqqaq (46 años) fue citado esta mañana en la comisaría de policía de Exhibition, en Sanabis, donde se le pidió que llamara a sus hermanos, Yasser Hameed Abdulla Hasan AlDaqqaq (35 años) y Anwar Hameed Abdulla Hasan AlDaqqaq (44 años), y que les pidiera que se reunieran inmediatamente con él para ser interrogados.

Posteriormente, Yasser informó a sus familiares de que había sido presentado hoy ante el fiscal de Bahréin por sospecha de reunión ilegal, quien posteriormente ordenó su detención durante otros siete días. Las concentraciones no autorizadas de más de cinco personas son ilegales según la legislación bahreiní, en violación del artículo 22 de la Convención Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Los tres hombres fueron interrogados por su participación en una pequeña “sentada” en su pueblo natal de Karbabad en la que se pedía la liberación de su hermano, Mohammed, que cumple una larga condena en la prisión de Jau desde 2015. Mohammed nació con un solo riñón y padece una serie de enfermedades relacionadas con la anemia falciforme, que le obligaron a someterse a una esplenectomía.

Durante su encarcelamiento, Mohammed fue supuestamente sometido a tortura y se ha quejado de negligencia médica periódica, lo que le llevó a largas hospitalizaciones en 2016 y 2018. Sus condiciones médicas le hacen correr un mayor riesgo de contraer el coronavirus, cuyo brote se ha extendido rápidamente por el edificio 21 de la prisión en las últimas semanas. Mientras que el gobierno ha confirmado oficialmente solo tres infecciones, los activistas locales informan de cifras de más de 70; BIRD ha confirmado de forma independiente al menos 28 casos, con nuevas infecciones reportadas diariamente.

La incapacidad de contener el brote y los intentos de las autoridades de ocultar su gravedad han desencadenado protestas en todo Bahréin, con manifestaciones registradas en al menos 28 ciudades y pueblos de todo el país el pasado fin de semana. BIRD entiende que otras decenas de personas han sido citadas para ser interrogadas entre el 6 y el 7 de abril en relación con las protestas, mientras que activistas locales informan de que otras dos personas detenidas serán presentadas mañana ante la Fiscalía de Bahréin. Se trata de Ali Muhanna, cuyo hijo es preso político en la prisión de Jau, y Sayed Saeed, cuyo hijo de 15 años, Sayed Hashem, fue asesinado por la policía bahreiní durante las protestas de 2011.

Husain Abdulla, director ejecutivo de Americanos por la Democracia y los Derechos Humanos en Bahréin, comentó: “Los aliados de Bahréin en Gran Bretaña y Estados Unidos deben dejar claro que no tolerarán la injerencia de Bahréin en el derecho de sus ciudadanos a protestar. Su continuo fracaso a la hora de frenar a su aliado no hace más que envalentonar al régimen; estos presos políticos deben ser liberados inmediata e incondicionalmente.”

Sayed Ahmed Alwadaei, director del Instituto de Bahréin para los Derechos y la Democracia, comentó: “Cada vez que la gente de Bahréin sale pacíficamente a la calle para pedir la liberación de sus familiares queridos, se enfrenta al acoso judicial y a la intimidación de las autoridades. En lugar de atender las legítimas demandas de los manifestantes, han reaccionado una vez más con represión; no se debe permitir que Bahréin atropelle el derecho de sus ciudadanos a la libertad de reunión.”