Resumen de la participación de ADHRB en el CDH46

A la luz de la pandemia del COVID-19, la 46ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (UNHRC) se celebró virtualmente entre el 22 de febrero y el 23 de marzo de 2021. Americans for Democracy & Human Rights in Bahrain (ADHRB) acogió la 46ª sesión como una oportunidad para llamar la atención sobre el deterioro de la condición de los derechos humanos en Bahréin y los Estados del Golfo, especialmente en medio de la fatal pandemia. Durante la 46ª sesión, la ADHRB presentó cuatro declaraciones escritas al Consejo denunciando los abusos humanitarios en Bahréin, Arabia Saudí y Yemen. La ADHRB también realizó siete intervenciones orales virtuales condenando los abusos de los derechos humanos en Bahréin, Arabia Saudí y Yemen, y pidiendo al Consejo que haga que sus gobiernos rindan cuentas de sus acciones.

Preocupada por la crisis humanitaria en Yemen, así como por la implicación de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), la ADHRB presentó una declaración escrita al CDH durante su 46ª sesión. En la declaración, la ADHRB expresó su preocupación por “la hambruna en curso, la pandemia de COVID-19, la crisis económica y el brote de cólera en Yemen”. La ADHRB expresó su preocupación por las violaciones del derecho internacional humanitario cometidas por la coalición liderada por Arabia Saudí y EAU. La ADHRB instó a los gobiernos de Arabia Saudí y los EAU a “detener todos los ataques aéreos hasta que una comisión internacional, independiente e imparcial, pueda investigar todas las denuncias de ataques contra civiles” y a trabajar para poner fin al conflicto mediante un acuerdo político. La ADHRB también instó a los dos gobiernos a garantizar el suministro de agua potable, combustible y otras “importaciones para salvar vidas”. El 16 de marzo, la ADHRB pronunció una intervención oral virtual en el punto 4 en la que condenaba el bloqueo de la Coalición a los productos de primera necesidad, que provocó enfermedades de malnutrición que causaron cientos de miles de muertes en Yemen, y pedía una recomendación al Consejo de Seguridad para que transfiriera estos crímenes de genocidio y de lesa humanidad a la Corte Penal Internacional (CPI). El 19 de marzo, la ADHRB también realizó otra intervención oral virtual en el marco del punto 9, denunciando las restricciones a la movilidad y las detenciones arbitrarias discriminatorias por parte de la coalición.

Además, la ADHRB presentó una declaración escrita en la que denunciaba las continuas violaciones climáticas cometidas por el gobierno de Bahréin, destacando su peligroso impacto sobre el medio ambiente local y la población. Sin embargo, a pesar de reconocer los peligros medioambientales causados por la rápida urbanización y el cambio climático, el gobierno de Bahréin sigue persiguiendo a los defensores de los derechos humanos medioambientales. En la declaración, la ADHRB instó al gobierno de Bahréin a retirar todos los cargos contra todos los defensores de los derechos humanos medioambientales, y a impulsar políticas medioambientales como el desarrollo de una amplia infraestructura de transporte público y la promoción del uso de coches eléctricos para reducir las emisiones de carbono.

Preocupada por el estado de los presos políticos en Bahréin durante la pandemia de COVID-19, la ADHRB emitió una declaración escrita en la que denunciaba la falta de saneamiento y atención médica, en violación de las reglas Mandela (Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos) y del derecho internacional humanitario. En la declaración, la ADHRB formuló varias recomendaciones, entre ellas instar al gobierno de Bahréin a “retirar todos los cargos contra los defensores de los derechos humanos” detenidos por su activismo, garantizar “la prestación de la atención médica adecuada y necesaria a todos los presos” y “poner fin a la cultura de la impunidad en Bahréin”. El 10 de marzo, la ADHRB también realizó una intervención oral virtual en el marco del punto 3, planteando su preocupación por la represión a la que se enfrentan los activistas de derechos humanos y de la sociedad civil en Bahréin bajo el mandato del recién nombrado primer ministro, el príncipe heredero Salman bin Hamad Al-Khalifa. El 16 de marzo, la ADHRB realizó dos intervenciones orales virtuales en la 46ª sesión en el marco del punto 4, condenando la creciente cultura de la impunidad entre los funcionarios de los países del Consejo de Cooperación del Golfo y pidiendo al Consejo que adapte las normas de pertenencia a los derechos humanos para bloquear a los gobiernos que incurren en violaciones sistemáticas de los derechos humanos. El 19 de marzo, la ADHRB realizó otra intervención oral virtual en el marco del punto 8, en la que pedía al Consejo que hiciera responsable al gobierno de Bahréin de la violación de los derechos humanos y respetara las necesidades del pueblo bahreiní de alcanzar la democracia. En consecuencia, el 19 de marzo, la ADHRB también realizó una intervención oral virtual reiterando el derecho del pueblo de Bahrein a la autodeterminación política y condenando la dictadura de Al-Khalifa.

ADHRB también presentó una declaración escrita sobre la detención de defensores de los derechos de la mujer en Arabia Saudí. La ADHRB denunció que las autoridades penitenciarias no proporcionan atención médica básica a los reclusos. La ADHRB hizo un llamamiento al Gobierno de Arabia Saudí para que libere y retire todos los cargos contra los defensores de los derechos de la mujer encarcelados. La ADHRB también instó al gobierno de Arabia Saudí a “abolir el sistema de tutela masculina”.

En línea con las actividades de la 46ª sesión, el 17 de marzo, la ADHRB organizó un seminario virtual titulado “Patrones de tortura en Bahréin: Los autores deben enfrentarse a la justicia” en colaboración con el Centro del Golfo para los Derechos Humanos, el Centro de Derechos Humanos de Bahréin y la Federación Internacional de Derechos Humanos, destacando el informe conjunto que publicaron sobre los patrones de tortura en Bahréin. En el seminario virtual, los ponentes reiteraron la importancia de la rendición de cuentas para acabar con la cultura de la impunidad en Bahréin, recomendaron el establecimiento de una oficina nacional permanente del ACNUDH en Bahréin y pidieron que se investigaran los crímenes documentados en el informe, así como otros crímenes contra la humanidad perpetrados en el país.

Con su participación efectiva en el 46º período de sesiones del ACNUDH, la ADHRB consiguió abordar las violaciones más graves de los derechos humanos en los Estados del Golfo y hacer un llamamiento a sus gobiernos para que defiendan los principios de los derechos humanos.