Eurodiputados Envían una Carta al Gobierno de Bahrein Presentando Preocupación por la Audiencia sobre la Pena de Muerte Programada el día de Navidad

20 de diciembre de 2019 – Hoy, veinte diputados del Parlamento Europeo han enviado una carta al jeque Khalid bin Ali bin Abdullah Al Khalifa, ministro de Justicia, Asuntos Islámicos y Dotación de Bahrein, planteando su preocupación por el caso de Mohamed Ramadhan y Husain Moosa. El veredicto en su caso, originalmente previsto para el 27 de noviembre de 2019, fue pospuesto arbitrariamente al 25 de diciembre, el día de Navidad.

En la carta, los eurodiputados describieron la reprogramación de su caso al día de Navidad, un día festivo importante en muchos países occidentales, como “un intento de las autoridades bahreiníes de socavar la capacidad de la comunidad internacional para supervisar y reaccionar ante la situación.” Los eurodiputados también señalaron el veredicto del Tribunal de Casación del 31 de diciembre de 2018 para el defensor de los derechos humanos Nabeel Rajab como un intento similar de evitar el escrutinio.

Los eurodiputados también plantearon las acusaciones de tortura planteadas por Ramadhan y Moosa, e instaron al gobierno bahreiní a:

“Aplazar el veredicto a una fecha posterior en los casos de Mohamed Ramadhan Issa Ali Hussain y Hussain Ali Moosa Mohamed, con el fin de garantizar que es el resultado de un juicio que ha cumplido plenamente con las normas internacionales sobre juicios justos que excluyen las pruebas obtenidas bajo tortura, y sin recurrir a la pena de muerte;

Llevar a cabo sin demora investigaciones creíbles e independientes sobre todas las denuncias de tortura, en particular las formuladas en los casos de Mohamed Ramadhan y Hussain Moosa, y adoptar las medidas adecuadas para que los autores rindan cuentas;

Instaurar inmediatamente una moratoria sobre la pena de muerte con el objetivo de abolirla definitivamente;

Poner en libertad a todos los presos detenidos ilegalmente, incluidos los defensores de los derechos humanos arrestados, detenidos, acusados y condenados arbitrariamente por llevar a cabo sus actividades legítimas y pacíficas en materia de derechos humanos”.