Resolución urgente del Parlamento Europeo para condenar la situación de los derechos humanos en Bahréin

11 de marzo de 2021 – El Parlamento Europeo ha votado hoy por abrumadora mayoría en sesión plenaria la adopción de una resolución urgente de condena de las violaciones de los derechos humanos en Bahréin, incluido el aumento del uso de la pena de muerte, el uso continuado de la tortura contra los detenidos y la persecución de los defensores de los derechos humanos, abogados y otras figuras de la sociedad civil, al tiempo que se pide al gobierno de Bahréin que promulgue reformas, declararon hoy el Centro Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (ECDHR), Americans for Democracy and Human Rights in Bahrain (ADHRB) y el Instituto de Bahréin para los Derechos y la Democracia (BIRD).

La resolución, que fue aprobada por 689 votos a favor, 11 en contra y 45 abstenciones, representa la primera intervención importante del Parlamento Europeo sobre los derechos humanos en Bahréin desde que se aprobó una resolución similar en junio de 2018. La votación se produjo tras la firma de un acuerdo entre el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, y el ministro de Asuntos Exteriores de Bahréin, el Dr. Abdullatif bin Rashid Al Zayani, el mes pasado, destinado a promover la cooperación en “áreas como el comercio, la investigación y la innovación, la energía limpia y las energías renovables.”

La resolución se debatió durante una sesión plenaria de la UE celebrada hoy, en la que los eurodiputados plantearon su preocupación por la situación de los derechos humanos en Bahréin e instaron a la UE a adoptar una postura firme al respecto. En su respuesta, la Comisaria Jutta Urpilainen afirmó que la UE había planteado una serie de preocupaciones en materia de derechos humanos, incluidos los casos de varios presos políticos destacados. También destacó el plan de la UE para ayudar a Bahréin a “construir una sociedad más inclusiva”, “compartiendo la experiencia y las mejores prácticas de la UE con las autoridades de Manama”.

Entre los elementos clave destacados por la resolución se encuentran:

  • El uso del régimen de sanciones de la UE en materia de derechos humanos contra los autores de graves violaciones de los derechos humanos en Bahréin.
  • Petición para que Bahréin ponga fin a la actual represión de la sociedad civil, entre otras cosas liberando a los presos políticos, entre ellos el ciudadano danés-bahreiní Abdulhadi Al-Khawaja, así como Naji Fateel, Abdulwahab Hussain, Ali Hajee, Sheikh Ali Salman y Hassan Mushaima, “que han sido detenidos y condenados por el mero hecho de ejercer su derecho a la libertad de expresión”;
  • El aumento de la aplicación de la pena de muerte en Bahréin, con especial referencia al caso de Mohammed Ramadhan y Husain Moosa, cuyas condenas a muerte fueron confirmadas en julio del año pasado a pesar de las pruebas creíbles de que fueron condenados sobre la base de confesiones obtenidas bajo tortura;
  • La detención en Bahréin de varios niños en vísperas del décimo aniversario del levantamiento de 2011, entre ellos Sayed Hasan Ameen, de 16 años, gravemente enfermo, que esta mañana ha sido condenado a seis meses de prisión junto con otros cuatro menores por cargos relacionados con las protestas de 2020;
  • El deterioro de las condiciones en las cárceles de Bahréin, incluido “el uso continuado de la tortura” y la cultura de impunidad que protege a los maltratadores; y
  • La privación arbitraria de la ciudadanía a los ciudadanos bahreiníes, “que en muchos casos ha dado lugar a que las personas queden apátridas”, en violación del derecho internacional.

Husain Abdulla, director ejecutivo de Americans or Democracy and Human Rights (ADHRB), comentó: “Teniendo en cuenta el reciente acuerdo de cooperación firmado el mes pasado entre la UE y el ministro de Asuntos Exteriores de Bahréin, esta resolución debería garantizar que las preocupaciones en materia de derechos humanos no se descuiden en cualquier relación futura entre la UE y Bahréin. Los derechos humanos son una característica fundamental de la democracia europea y los eurodiputados deben asegurarse de que nuestros valores no se vean comprometidos al tratar con Estados abusivos”.

Yéelen Geairon, comentando en nombre del Centro Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (ECDHR), dijo: “Tras meses de preparación de la cooperación, es gratificante ver la adopción de esta importante resolución sobre los derechos humanos en Bahréin. Esto representa un paso inestimable no sólo para asegurar la liberación de los presos políticos, sino también para fomentar la reforma política en el reino. Esta acción conjunta es un importante símbolo de solidaridad con los pueblos oprimidos de Bahréin”.

Sayed Ahmed Alwadaei, director del Instituto de Bahréin para los Derechos y la Democracia (BIRD), comentó: “Aunque acogemos con satisfacción la adopción de esta oportuna resolución, la UE debe darse cuenta de que prestar apoyo técnico a Bahréin en ausencia de medidas concretas de reforma no hará sino encubrir convenientemente los continuos abusos cometidos contra sus ciudadanos. Nueve años de apoyo técnico británico han fracasado estrepitosamente en la mejora de la situación de los derechos humanos en Bahréin; la UE debe evitar caer en la misma trampa garantizando que cualquier avance en las relaciones entre la UE y Bahréin debe estar condicionado a la liberación de los presos políticos bahreiníes.”