Cinco diputados irlandeses piden al gobierno irlandés que aborde la situación de deterioro de los derechos humanos en la prisión de Jau y que encabece una declaración conjunta en el CDH 

Cinco diputados irlandeses piden al Gobierno irlandés que aborde el deterioro de la situación de los derechos humanos en la prisión de Jau y que encabece una declaración conjunta en el CDH 

Cinco miembros del Dáil Éireann -Joan Collins TD, Ruairí Ó Murchú TD, Seán Haughey TD, John Brady TD, Sean Sherlock TD- han presentado preguntas al Ministro de Asuntos Exteriores, Simon Coveney TD, en relación con los esfuerzos que ha realizado Irlanda para liderar una declaración conjunta en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para la próxima 80ª reunión del Comité Permanente, así como al Ministro Coveney si comentará la deteriorada situación de los derechos humanos en la prisión de Jau como resultado del brote de COVID-19. Además, cuatro senadores -Vincent P Martin, David Norris, Joe O’Brien y Paul Gavan- han planteado los problemas de la prisión de Jau al Ministro de Asuntos Exteriores, en forma de correspondencia directa. Americans for Democracy & Human Rights in Bahrain (ADHRB) se congratula de estas preguntas y agradece a estos diputados y senadores su continua defensa de los derechos humanos en Bahrein.

Joan Collins TD preguntó al Ministro Coveney “si Irlanda liderará una declaración conjunta en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para la próxima 80ª reunión del Comité Permanente”.

Ruairí Ó Murchú TD preguntó al Ministro Coveney “si se ha llamado su atención sobre un importante brote de COVID-19 en la prisión de Jau, en Bahrein; los detalles del reciente compromiso que ha tenido con el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y el diálogo sobre derechos humanos entre la UE y Bahrein en relación con los presos de conciencia de Bahrein y su tratamiento; y si hará una declaración al respecto.”

Seán Haughey TD preguntó al ministro Coveney “si va a plantear su preocupación por el trato que reciben los presos políticos en la prisión de Jau, en Bahréin; si se ha llamado su atención sobre el hecho de que un brote de COVID-19 y el hacinamiento en la prisión representan, en general, una grave amenaza para la salud y el bienestar de los presos; y si hará una declaración al respecto.”

John Brady TD preguntó al ministro Coveney “si pedirá la liberación de los presos de conciencia de Bahrein, dados los abusos y la propagación desenfrenada del COVID-19 dentro del sistema penitenciario; y si hará una declaración al respecto. Asimismo, si condenará los malos tratos a los presos de conciencia de Bahréin que son objeto de abusos diarios por parte de las autoridades penitenciarias; y si hará una declaración al respecto”.

Seán Sherlock TD preguntó al ministro Coveney “si se ha llamado su atención sobre la muerte de una persona [Abbas Mal Allah] mientras estaba detenida en la prisión de Jau; si ha hecho gestiones ante el Gobierno de Bahréin en relación con los supuestos malos tratos a los presos políticos en las cárceles de Bahréin; y si hará una declaración al respecto.”

En su respuesta, el ministro Coveney propuso responder conjuntamente a las preguntas mencionadas. Afirmó que “la situación de los derechos humanos en Bahréin sigue siendo motivo de grave preocupación” y que “Irlanda está preocupada por los continuos casos de violaciones de las libertades fundamentales, incluidas las violaciones de la libertad de opinión y de expresión, así como por la persecución de los defensores de los derechos humanos y el maltrato de los presos”. Añadió que “el respeto de los derechos humanos es parte integrante de la política exterior de Irlanda y que [Irlanda] trata sistemáticamente de plantear sus preocupaciones sobre cuestiones de derechos humanos a través de los canales más apropiados y eficaces”, a saber, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Las respuestas proporcionadas a las correspondencias de los senadores fueron similares en forma y contenido.